Telefonía móvil de Costa Rica a competir

Si el ICE atrasa la diversificación de su portafolio de servicios, incrementarán su impacto los nuevos entrantes, como Millicom y Digicel.

Evolución de líneas móviles

 

Por Alejandro Méndez

La creación de la Superintendencia de Telecomunicaciones (SUTEL) en Costa Rica abrirá el camino para la entrada de nuevos competidores en el mercado local de telefonía móvil.

Millicom, por medio de la adquisición de Amnet; y Digicel, con su auspicio a la selección de fútbol de Costa Rica, comienzan a establecer presencia en el país

La demanda insatisfecha por servicios de telefonía móvil impulsará un tasa anual compuesta de crecimiento de 20% durante el periodo 2008–2013, posibilitando una facturación total de US$ 5.895 millones en esos años, indica Signals Telecom Consulting, empresa consultoría de telecomunicaciones sobre los mercados de América Latina y el Caribe. Tan sólo en 2013 se facturaría un mínimo de US$ 1.100 millones.

En el estudio “Análisis del Mercado Móvil: Costa Rica” de su serie de investigación Servicios de Telefonía Móvil en América Latina y el Caribe, Signals examina el mercado de servicios móviles de ese país, el cronograma de la liberalización del sector de telecomunicaciones e identifica las potenciales estrategias de las empresas interesadas en ingresar a competir en el mercado.

La aprobación de la Ley de Fortalecimiento es un avance positivo para que el ICE mejore su posicionamiento en la oferta de servicios móviles previo a la liberalización de este segmento. Sin embargo, atrasos en la contratación de empresas que permitan al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) diversificar su portafolio de servicios incrementarán el impacto que los nuevos entrantes tendrán en el mercado.

“Las demoras en la contratación de proveedores para la red UMTS/HSPA y la habilitación de líneas prepago podrían tener un impacto negativo en el ICE si no son resueltas a corto plazo”, señaló Elías Vicente, analista de Signals Telecom Consulting y principal autor del reporte.

“Es necesario que el ICE tenga, por lo menos, la capacidad de ofrecer servicios avanzados de valor agregado, como banda ancha móvil, que le permita incrementar la retención de sus clientes de alto valor, mientras incrementa su base de usuarios por medio de servicios de telefonía prepagada”, agregó.

A su vez, José F. Otero, presidente de la consultora y co-autor del estudio, apuntó que la liberalización del mercado no siempre implica que la empresa incumbente carezca de la capacidad para enfrentar la entrada de competencia. Son los casos del operador estatal Ancel de Uruguay y del semi-estatal TSTT de Trinidad & Tobago.

“Todo depende de los recursos con los que cuente el operador incumbente, la gerencia de la empresa y la capacidad de las autoridades regulatorias para velar por la sana competencia en el mercado”, finalizó.

El estudio referido puede solicitarse mediante el correo info@signalstelecom.com

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *