Coloca Nokia las personas primero

Asciende a 900 millones los usuarios actuales de teléfonos celulares en el mundo, y la industria se pregunta cómo conectar a los siguientes mil millones.

Teléfonos para todas las personas; analfabetas, incluso (Foto de Pablo Berruecos Vila, de Dash Producción).

Teléfonos para todas las personas, incluso analfabetas (Foto de Pablo Berruecos Vila, de Dash Producción).

 

 

Por: Manuel Mandujano

Asciende a 900 millones los usuarios actuales de teléfonos celulares en el mundo, y la industria se pregunta cómo conectar a los siguientes mil millones.

La interrogante tiene sentido porque hoy 75 de cada 100 personas no tiene enlace a redes.

A ese reto, existe el del consumo de energía que supone el uso de tales cantidades de dispositivos, con su impacto en el ambiente.

Dar respuestas originales marcará la diferencia de los modelos de negocio de cada proveedor de la industria de comunicaciones y tecnologías de información.

Nokia planta sus diferenciadores desde ahora en el programa Homegrown conformado por cuatro conceptos: teléfonos de material reciclado (Remade), cargadores de cero desperdicio, enfoque en las personas (con la propuesta “el teléfono móvil de la aldea”) y perdurabilidad del teléfono en vez de su desecho.

La visión del fabricante y el concepto Remade se trataron en la nota Impulsa Nokia telefonía móvil para incrementar el PIB . A continuación, se analiza los otros tres, mismos que fueron objeto de la Latin America Responsible Business Summit, una reunión para periodistas organizada por el fabricante, el 1 y 2 de octubre de 2008 en Panamá.

“Cargador de cero desperdicio”

El concepto Zero Waste Charger (Cargador de cero desperdicio) experimenta formas de reducir el desperdicio de energía generado al mantener conectados los cargadores de los dispositivos cuando la batería está ya cargada.

Además, investiga formas de maximizar la vida de la batería y reducir el consumo de 0.50 watts (una laptop consume 300 watts) a 0.15 hacia el año 2010.

Andrew Gartrell, diseñador de Nokia, exhibió en la reunión un cargador que hace la carga eficiente de energía con base en “eco software” y que utiliza 94% menos electricidad que el estándar Energy Star. Mencionó que una hora es suficiente para recargar un celular, el resto de tiempo genera desperdicio, al grado de que el fluido eléctrico desperdiciado por los cargadores de 900 millones de usuarios de celulares que existen actualmente en el mundo, es suficiente para dar energía a 100,000 hogares europeos de tamaño medio.

“Sólo se conecta, y el cargador hace el resto; por tanto, existe la nueva oportunidad de negocio de hacer la diferencia desde ahora; pero no sólo es el aparato, sino hacer que el consumidor se involucre porque la suma de impactos es mayor que el impacto individual”, indicó.

Actualmente, Nokia hace un millón de dispositivos al día (“16 aparatos por segundo”) y cada uno lleva su cargador. “Cero desperdicio por 900 millones, igual a cero desperdicio; esto es, pequeñas acciones sumadas hacen un gran numero, y eso me motiva a estar en el proyecto estratégico de diseño”, afirmó Gartrell.

Debe decirse que el anticipo de lo que viene en “cero desperdicio” es el nuevo cargador de algunos modelos Nokia de la serie N con alarma incorporada que le avisa al usuario cuando la batería del dispositivo está cargada y debe ser desconectado para evitar que la energía siga corriendo innecesariamente.

Andrew Gartrell

Andrew Gartrell, diseñador de productos Nokia Homegrown

 

“Primero las personas”

El concepto People first (Primero las personas) busca desarrollar un dispositivo que se enfoque en la funcionalidad antes que en el diseño, a partir de los principales aspectos de la comunicación, como lo son el menú de actividades, el tiempo y las personas.

Este concepto va más allá de la tecnología “verde” y Gartrell lo relaciona a la responsabilidad social corporativa (“tener un negocio rentable para los inversionistas, pero buscando el bienestar colectivo”) y “a la ética” para cerrar la brecha digital que “es real” y que se manifiesta con el hecho de que 75% de la población mundial no tiene enlace a redes; en consecuencia, “se necesita fabricar productos para todo mundo y para estar todos conectados”.

Mucho de este concepto está enfocado a crear teléfonos con base en íconos que sirva a la población analfabeta (numerosa todavía en el mundo).

Lo que impulsa a Nokia es saber que, si se aumenta 10 por ciento en promedio la penetración de la telefonía móvil, se incrementa 0.59 por ciento el producto interno bruto (PIB) de un país, como descubrió la London Business School y se dijo al inicio.

Por lo tanto, “hay que reducir el costo de los dispositivos, un dilema para tener un mundo conectado porque el fabricante debe tener ingresos y crecer”, coligió Gartrell.

En realidad, lo que también debe reducirse es el costo de la comunicación. Para el caso, Nokia y Nokia Siemens Networks, una de las compañías más grandes de infraestructura para telecomunicaciones con operación en 150 países, han desarrollado “el teléfono móvil de la aldea”

“Usarlo, no desecharlo”

El concepto Wears in, Not out (“Usarlo, no desecharlo”) investiga la posibilidad de mantener actualizadas digitalmente las aplicaciones para los celulares, sin tener que cambiar de dispositivo. Todas o la mayoría de las nuevas características serán desarrollos de software descargables de internet (lo denominado Cloud Computing).

En el mismo sentido, el experto Gartrell mencionó que un aparato debe ser usable por muchos tiempo, incluso, “por 30 años”, hecho que implica además fabricarlo con material durable.

Pero, “¿cómo retener por más tiempo un celular?”, preguntó el diseñador de productos para contestar él mismo: “eso es un reto frente al consumo, pero ayudará si es sencillo de usar, si es confiable para archivar las cosas más preciadas o para almacenar información incremental (y toda la música) y si tiene acceso a servicios mediante software”.

“Hacer que las cosas sucedan”

Reseñados los conceptos, cabe finalmente la pregunta, ¿por qué el interés de Nokia en la responsabilidad corporativo con la empresa misma (rentabilidad), el medio y la sociedad? “Porque es la tendencia; todo va hacia el cuidado del medio; y nuestra escala global nos da la oportunidad de hacer que las cosas sucedan”, comentó Vivian Kobeh, directora de comunicación para América Latina de Nokia, durante la misma reunión.

(Continuará: “El teléfono móvil de la aldea”)

 

El programa Homegrown de Nokia lo conforman cuatro conceptos: teléfonos hechos de material reciclable, cargadores de cero desperdicio, enfoque en las personas y perdurabilidad del teléfono con servicios descargables de la Web.

 

Sin etiquetas

One thought on “Coloca Nokia las personas primero

  1. Lo único que falta ahora es que la telefonía celular en México realmente esté al alcance de todos los bolsillos para que permita estar al nivel mundial que los líderes tecnológicos precisan. El costo de uso del celular en México debe andar como que el más alto de la vía láctea. Es más peligroso para Nokia ésto que su propia competencia en fabricación e innovación.
    Usted, ¿Qué opina?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *