Faltan sistemas y aplicaciones básicas de administración

Encuesta realizada por NetIQ muestra que una solución de administración total es la mejor opción para obtener el retorno de inversión en tecnologías de virtualización.

Virtualización

 

Conforme el índice de adopción de las tecnologías de virtualización se incrementa, las organizaciones encaran nuevos retos administrativos que surgen de infraestructuras físicas y virtuales (infraestructuras híbridas). Ahora las compañías se trasladan a la virtualización para reducir los gastos de IT e incrementar la capacidad de servicio, un reciente estudio realizado por NetIQ Corporation, una empresa de Attachmate, ha revelado que muy pocas empresas están tomando los pasos necesarios para extender sistemas básicos de administración con el fin de garantizar el desempeño de las aplicaciones, la disponibilidad del servicio y la experiencia del usuario final a través de este complejo entorno híbrido. Como resultado, están arriesgando muchos de los beneficios y ahorro en costos que promete la tecnología de virtualización.

Conformado por las respuestas de más de 1,000 encuestados dentro de más de 800 diferentes organizaciones de todo el mundo (gubernamentales, grandes corporativos, organizaciones pequeñas y medianas), solo el 21 por ciento de 759 encuestados que actualmente están implementando la virtualización cuentan con algún tipo de solución de administración de sistemas para su infraestructura virtual. En general, las respuestas de la encuesta demuestran que:

·        Aproximadamente el 27 por ciento está manejando el desempeño y disponibilidad de sus sistemas virtuales con las mismas herramientas que utilizan con sus servidores físicos;

·        Solo el 17 por ciento está simplemente monitoreando el hardware virtual o el sistema operativo; y

·        Solo el 10 por ciento están midiendo de forma proactiva la respuesta del usuario final, mientras que el 15 por ciento únicamente lo está considerando.

La encuesta también revela que el 40 por ciento de los encuestados no realizan reportes acerca del desempeño de sus aplicaciones, hardware o sistemas operativos virtualizados, o sus máquinas virtuales, de ninguna forma cuantificable. Esto no les permite manejar la capacidad, evitar cortes inminentes en el servicio y recolectar datos críticos adicionales que puedan ayudar a garantizar la continuidad de la empresa.

Al no extender el monitoreo del tiempo de respuesta de las aplicaciones y el usuario final a los sistemas virtuales y entornos híbridos, las organizaciones tienen poca visibilidad dentro del desempeño de los servicios IT y precisión limitada para medir la experiencia de un usuario final con estos servicios. Esto limita la habilidad de la IT para cumplir acuerdos de nivel de servicio (SLAs), Service Level Agreements, amenaza la continuidad de los procesos y minimiza el retorno potencial de las inversiones en virtualización.

"Desafortunadamente, los resultados de esta reciente encuesta indican que las compañías hoy se están quedando cortas y necesitarán regresar a lo básico si quieren finalmente adoptar tecnologías de virtualización  para lograr tales beneficios", comenta Criss Scruggs, Gerente senior de Marketing de Producto en NetIQ.

Para más información acerca de la administración NetIQ para entornos VMware, por favor visite: http://www.netiq.com/solutions/ovm/default.asp.

 

 

 

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *