Tres factores clave para prevenir la pérdida de datos

Una compañía de la lista Fortune 100 observó una disminución de 90% en los incidentes de pérdidas de datos en tan sólo 10 días después de habilitar las funcionalidades automatizadas de notificación al usuario.

Wilson Grava

Por Wilson Grava, vicepresidente de Symantec América Latina.

El concepto Data Lost Prevention (DLP) o Prevención de pérdida de datos gana mayor presencia en la tecnología y los negocios. Sin embargo, su despliegue publicitario en una amplia variedad de soluciones de seguridad, ha contribuido a generar cierta confusión en el mercado, por lo que su significado e importancia aún no son valorados del todo.

Entre otras cuestiones, la relevancia de DLP en una organización radica en que los directores de tecnología en general, y aquellos más especializados en aspectos de protección, pueden encontrar respuesta a tres preguntas críticas: ¿dónde está la información de la compañía? ¿cómo se utiliza? y ¿cómo podemos evitar su pérdida?

De acuerdo con datos del IT Policy Compliance Group, 68% de las organizaciones sufre en promedio seis pérdidas de datos confidenciales al año, mientras que 20% padece veintidós o más pérdidas en el mismo periodo de tiempo. Asimismo, Ponemon Institute estima que la pérdida de datos tiene un costo aproximado de USD $200 por registro.

Ante este panorama, las compañías requieren tener una solución y procesos claros para evitar sufrir pérdidas o fugas de información. En el mercado existen ya varias tecnologías DLP que evitan la pérdida de datos en uno o más puntos del ciclo de vida de la información, ya sea mientras ésta se encuentra transitando la red, almacenada y sin movimiento, o ya sea en un punto final. Adicionalmente, varias empresas las están adoptando como una forma de mitigar los riesgos de hacer negocios a través de conexiones de alta velocidad y comunicaciones móviles.

Pero, DLP es un asunto que va más allá de la tecnología. Proteger la información y evitar su pérdida requiere además de dos factores clave: tener procesos establecidos e involucrar al personal. Como parte de los procesos, es importante identificar los riesgos, establecer políticas, procesos y educar a los usuarios.

En términos de capital humano, DLP requiere el respaldo de múltiples equipos y colaboración de varios departamentos que van desde planta física, jurídico, administración, gerentes de riesgo empresarial, recursos humanos, mercadotecnia y ventas.

 

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *