En la “nube”, también el almacenamiento

Mozy, la plataforma de Cloud Computing de EMC cuenta actualmente con 700,000 usuarios a nivel mundial: Pablo Reséndiz.

Pablo Resendiz EMC

Pablo Resendiz, gerente de Soluciones de Backup, Recovery & Archiving de EMC México y Centroamérica.

 

 

 

Por Manuel Mandujano

Antes del 2013, al menos una quinta parte de las cargas de trabajo de las empresas de TI, serán manejadas en la Red, lo que se denomina Cloud Computing, a decir de Saugatuck Technology Inc.

Para tomar ventaja de esa tendencia, EMC Corporation, empresa que desarrolla y distribuye tecnología y soluciones de infraestructura de tecnologías información (TI), utiliza desde este 2008 diversas rutas basadas en la “nube” (cloud) para entrar a los mercados de información con infraestructura y servicios.

“Cloud Computing es un modelo basado en infraestructura de TI, que habilita todos los recursos informáticos para ser accesados como servicio”, explicó Pablo Reséndiz, gerente de Soluciones de Backup, Recovery & Archiving de EMC México y Centroamérica.

De hecho, Mozy, que es la plataforma de Cloud Computing (servicios en línea para la protección de datos de las computadoras de escritorio, portátiles y servidores de oficina remota, contratados por suscripción) EMC, cuenta actualmente con 700,000 usuarios a nivel mundial.

Al almacenar los datos en la nube, existe movilidad de contenido, lo cual permite proporcionar servicios innovadores para acceder al contenido, en cualquier momento y desde cualquier dispositivo; por eso, es una buena opción para las organizaciones.

Representa reducción de costos

A decir de Reséndiz, “las organizaciones se ven beneficiadas con las ventajas del cloud computing, ya que los recursos informáticos son compartidos y virtualizados resultando accesibles como servicio, por lo que se espera que esta iniciativa cambie el modelo tradicional de los centros de datos”.

Agregó que subirse a la nube representa reducción de costos, acceso a funcionalidad realzada, descenso de faltas de mano de obra expertas y la disminución de sus huellas en el centro de datos.

“Con la tecnología de cloud computing, ya no es necesario comprar un software o hardware para instalar y fijar sus propios ambientes virtualizados del servidor y del almacenaje, por lo que también las pequeñas y medianas empresas tienen la opción de suscribirse con alguno de los proveedores de este servicio, con la completa seguridad de tener sus archivos y datos almacenados en una red a la que pueden acceder desde diversos dispositivos en el momento que lo requieran”, finalizó Reséndiz.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *