Con Panda Security, el canal es un asesor

La nueva estrategia de soluciones en la nube, abre oportunidades de negocio, tanto como el aumento de los ataques de malware: João Matos

Una relación más estrecha, promociones, consultores directos, programas e infraestructura mejorada para la educación son los beneficios que los distribuidores de Panda Security van a disfrutar. “El canal entero tendrá acceso a una página mucho más dinámica e interactiva, tendrá una comunicación directa con la empresa y dispondrá de información instantánea”, explica José Hernández, presidente regional, en Puerto Rico, de Panda Security.

José Hernández, presidente regional, en Puerto Rico, de Panda Security.

José Hernández, presidente regional, en Puerto Rico, de Panda Security.

 

 

Además, “los consultores e Panada Security tendrán ahora la misión de visitar regularmente al canal”, asegura el ejecutivo, lo cual resulta beneficioso y motivador para los distribuidores pues la ubicación geográfica de Puerto Rico, por ejemplo, generalmente “deja un poco olvidado al sector”.

Uno de los aspectos más importantes de la reestructuración del programa de canal es el nuevo enfoque de venta sobre el cual se capacitará a los distribuidores: el producto como respuesta a las necesidades del cliente y no como la medida de su presupuesto. Estrategia que también permitirá erradicar cualquier duda sobre la calidad de los productos de Panda Security, pues “será una venta altamente asertiva”.

El reto mayor para la compañía y su canal será el de hacerle entender al cliente la importancia de la seguridad y de la integridad de sus datos. Para ello, la compañía creó “Infected or Not”, una página Web que ha analizado más de 700,000 ordenadores y que se encuentra activa en 56 países. A la página pueden acceder de manera gratuita usuarios de equipos corporativos y personales, y verificar si sus computadoras están infectadas o no.

Y es precisamente aquí donde la historia y las cifras cobran importancia pues, según João Matos, director de América Latina, Canadá y Portugal de Panda Security, “2006 fue el año en que se redescubrió tanto malware como en los últimos 15 años, lo que llevó a que los modelos de seguridad que existían, como lo era la protección por capas, tuvieran que cambiar”.

João Matos, director de América Latina, Canadá y Portugal de Panda Security

João Matos, director de América Latina, Canadá y Portugal de Panda Security

 

 

Justo en ese momento, Panda Security utilizó una tecnología proactiva que le permitió en 2007 descubrir un volumen de malware muy superior al que se había descubierto el año anterior y que reveló un dato preocupante: 72% de empresas de todo el mercado que usaban protección estaban infectadas.

A eso se agrega que 65% de los retos de seguridad en las empresas está relacionado con fallas en la administración o la configuración de las tecnologías, no con las tecnologías mismas (dato de la consultora Gartner).

La compañía decidió incorporar Malware Radar, una solución que, mediante un proceso de auditoría, detecta procesos activos maliciosos en el comportamiento general del sistema. Sin embargo, esta posibilidad generaba un problema de capacidad pues las estaciones de trabajo y los servidores tienen un límite de instalación de vacunas; por esta razón, Panda Security hizo disponibles los antivirus ya no como un producto, sino como un servicio. Es la Inteligencia Colectiva.

Tecnología de cloud computing

“La Inteligencia Colectiva es una tecnología que se acerca al concepto de Web 2.0 y que realmente es una filosofía de Panda para recopilar el software malicioso del mercado; lo procesamos automáticamente en su mayoría y después de procesarlo ponemos a disposición las vacunas”, explica Matos.

Con esa estrategia, el cliente puede acceder a lo que Panda llama también la nube (cloud en inglés), un sistema de análisis que le ofrece al usuario la oportunidad de conocer el tipo de malware que está instalado en su PC y le permite acceder a una carpeta o fichero de vacunas para eliminar el software malicioso. El fichero está en Internet (la nube) y no en la PC.

“En los productos de consumo, la megadetección que es la utilización de la inteligencia colectiva para clientes individuales, conocemos cuatro millones de software malicioso que podemos ver desde la nube, pero sólo podemos poner en las estaciones de trabajo un millón y medio; la solución es entonces que el cliente se enlace a la página Web de Panda, escanee su computadora con el fichero de firmas allí disponible y de paso la vacune”, agrega el director de Panda Security para América Latina, Canadá y Portugal.

La compañía ya tiene disponibles herramientas como TrustLayer Mail, un servicio de limpieza del correo electrónico que garantiza la recepción del correo ciento por ciento libre de cualquier malware; o como Active X, un servicio para el sector financiero o el e-government, con el que se puede escanear en 15 segundos una máquina y saber si hay o no algún troyano actuando en la computadora para un posible fraude.

Una estrategia integral

Para hacer más efectivo el plan de Inteligencia Colectiva, Panda Security puso en marcha una estrategia que incluye un mayor acercamiento a los mercados locales en países latinoamericanos.

Asimismo se ha propuesto también establecer relaciones más estrechas con el mercado corporativo; según Joao Matos “80% de nuestra inversión va para el mercado corporativo, no obstante somos reconocidos por las ventas de retail”. Por eso, para la organización es de vital importancia seguir explorando el segmento empresarial y apoyarse en canales mayoristas como Ingram Micro e Intcomex, trabajando en forma global y estableciendo acuerdos internacionales dentro de la región.

“Está claro que para el canal se va a abrir una serie de oportunidades; por las nuevas estrategias de Panda que lo convierten en asesor del cliente y por los ataques de malware, industria que mueve mucho dinero, que son la oportunidad de mostrar la solución más conveniente al cliente para protegerse antes de ser víctima de uno de ellos”, concluye Matos.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *