Buenos primeros meses de 2008 para el canal

No se sintió la recesión en América Central; las ventas de productos de tecnología fueron según lo planeado o excedieron los pronósticos.

Producto interno bruto 2007-2008

Por Manuel Mandujano

Coincide la desaceleración de Estados Unidos con la disminución del crecimiento mundial desde 2004 (ver gráfica: ¿Se desprende América Latina?).

America Latina

En la coyuntura de 2008, se conjunta el aumento en los precios de los alimentos y de la energía, combinado con una caída en las remesas.

Todo esos elementos “podrían afectar negativamente el crecimiento y exacerbar la pobreza, particularmente en los países importadores netos de petróleo de América Central y el Caribe, señaló Augusto de la Torre, economista del Banco Mundial para la región de América Latina y el Caribe, en un análisis sobre el impacto que causaría en Latinoamérica “la agitación financiera que se vive en Estados Unidos”, difundido el 9 de abril de 2008.

Para el 23 de abril, y con esa perspectiva, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), organismo de las Naciones Unidas para promover el desarrollo económico y social, había proyectado a la baja el crecimiento regional, medido por el producto interno bruto, aún más de lo que ya lo había disminuido el 13 de diciembre de 2007.

El pronóstico de Centroamérica bajó de 5.5% a 5%, el caribeño de 4.9% a 4.1% y el de toda América Latina de 4.9% a 4.7% (ver cuadro).

Con todo, una recesión en Estados Unidos afectaría a la región de manera dispar, ya que algunos países serán más inmunes a sus efectos que otros, mencionó el mismo De la Torre.

Saldrían mejor librados los que hayan hecho reformas legales o para mejorar sus finanzas o para atraer inversión; o hayan disminuido su “riesgo país”, como en El Salvador, “donde el crecimiento repuntó en los últimos años”.

Los que más crecerían durante 2008 son Panamá (8%) y Cuba (7%). Nicaragua y Haití registrarían los crecimientos más bajos, ambos con 3.5%. El resto de los países estaría cerca del promedio centroamericano de 5.5% (arriba del promedio latinoamericano de 4.7%).

Disminución de remesas

En la parte de las remesas, “los países de América Central y el Caribe, cuyas economías están amortiguadas por el dinero que los trabajadores emigrantes en Estados Unidos envían a sus familias de origen, podrían sentir fuertemente los efectos de la disminución de las remesas como resultado de una recesión en Estados Unidos”, estimó De la Torre.

Las remesas, debe recordarse, “tienen efectos positivos en el aumento del ahorro y la disminución de la pobreza, y mejoran los indicadores de salud y educación”. Son particularmente importantes en Haití y Guyana porque representaron aproximadamente 25% del PIB; en Honduras, Jamaica y El Salvador significaron 22%, 19% y 17% del PIB, respectivamente, en 2005, el dato más reciente en ese rubro del Banco Mundial.

En otro aspecto, en El Salvador y Guatemala al menos 30% de los receptores de remesas pertenece al segmento de menor ingreso, por lo que sería el más afectado. En Nicaragua y Haití las remesas tienden a beneficiar más a la clase media.

En consecuencia, “la disminución de remesas podría debilitar la capacidad de los hogares receptores más pobres para hacer frente a crisis económicas, como el reciente aumento en el precio de los alimentos”, observó Humberto López, economista del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, tras indicar que la desaceleración estadunidense está frenando el flujo de remesas.

Como autor del informe “Remesas y desarrollo: lecciones de América Latina”, señaló que los envíos de dinero destinados a América Latina y el Caribe no habían crecido tanto desde el año anterior. La cifra que recibieron en 2007 aumentó sólo 6%: crecimiento mínimo si se compara con la tasa promedio anual de 19% registrada entre 2000 y 2006.

“Y a pesar que la declinación en el monto de remesas no representa un aumento significativo en los niveles de pobreza en los países receptores, afectará en forma negativa a las familias que reciben remesas (una reducción de 2,5% en el monto de remesas sobre el PIB, podría traducirse en un aumento de 18% en los índices de pobreza entre las familias que reciben remesas)”, se apunta en el informe.

Mercados TI

Ese entorno macroeconómico ¿qué tanto ha afectado a los mercados de tecnologías de información de nuestros países?

Teóricamente, el impacto debe ser directamente proporcional a los efectos descritos de la desaceleración, aunque, debe subrayarse, el caso de las remesas “no representa un aumento significativo en los niveles de pobreza en los países receptores” y la disminución del PIB ocurrirá en un año de crecimiento, el sexto consecutivo a decir de la Cepal.

De igual manera, ese impacto debe ser inversamente proporcional a las fortalezas que América Latina en general y Centroamérica y el Caribe en particular han creado recientemente. Si bien no será “trivial el contagio financiero”, esas regiones son “menos vulnerable que en el pasado”, reconoció el ya citado economista del Banco Mundial, Augusto de la Torre.

Esas fortalezas son un mejor “colchón” financiero que en el pasado y menos necesidad de endeudarse en el extranjero. El tipo de cambio flexible que reduce la exposición al riesgo cambiario. El capital de inversionistas extranjeros que sigue llegando atraído en parte por tasas de interés más altas que en Estados Unidos. También, el crecimiento de China (de 9% en 2008) que mitiga el efecto de la recesión por sus importaciones.

En la práctica, no se sintió la recesión en los primeros tres o cuatro meses de 2008 sobre los mercados de tecnologías de información (TI) centroamericanos, lo que indicaría lo dispar de los efectos económicos.

Así, las cosas, el negocio estuvo dentro de los planes o excedió lo calculado, en opinión de dos mayoristas regionales: Daniel Fujita, director general de Smile Market, operador logístico de Kodak; y Margarita de Rubio, gerente Comercial de Logística S. A.; y de un integrador de El Salvador: Verenice Castaneda de Landos, gerente general de Tecnología y Sistemas (Tecnolosis).

Notas relacionadas

Crecen ventas de Smile Market en Centroamérica.

Sobrepasó Logística proyección de ventas en los primeros meses de 2008

En los primeros meses, Tecnolosis “alcanzó metas de acuerdo a lo planificado”

Sin etiquetas

3 thoughts on “Buenos primeros meses de 2008 para el canal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *