Hacia el Video Empresarial

Marthin De Beer, jefe del grupo de Tecnologías Emergentes de Cisco Systems habla sobre el rápido desarrollo del video como una opción viable para las comunicaciones empresariales...

Video empresarial

Marthin De Beer, jefe del grupo de Tecnologías Emergentes de Cisco Systems habla sobre el rápido desarrollo del video como una opción viable para las comunicaciones empresariales, y sobre sus consecuencias para las compañías, desde las grandes corporaciones hasta una oficina personal en el hogar.

¿Por qué es el video un método de comunicación tan importante para las empresas?

Marthin De Beer: Muy sencillamente, porque el video permite la forma más natural de comunicarse. El sentido visual es increíblemente importante. Imagine que la vida pasara a través de unos ojos vendados. Esa es una forma de clasificar al correo electrónico y al teléfono. Sin duda, estas herramientas son sorprendentes y revolucionarias dentro de sus propias maneras de ayudarnos a trabajar juntos aún a la distancia. Pero ahora es el momento de hacer que las comunicaciones modernas sean aún mejores. Los estudios demuestran que las pistas visuales (tales como el subir una ceja o una caída de los hombros) comprenden aproximadamente el 60 por ciento de la información transmitida en una conversación. Tales matices en la comunicación sólo pueden ocurrir en las reuniones cara a cara. Para hacer esto a través de la distancia, se necesita video de alta calidad.

Además, las comunicaciones de video basadas en Internet están llegando en un buen momento para abordar dos cuestiones de enormes proporciones que enfrentan las empresas. La globalización de los negocios acrecienta cada vez más la importancia de las comunicaciones digitales. Mientras que las comunicaciones "incorpóreas", como el teléfono y el correo electrónico, todavía carecen de la experiencia de conexión personal, vital cuando las personas se ven cara a cara. Por primera vez, el video está ahora en condiciones de brindar esta crucial experiencia humana. De manera que el video puede ayudar de un modo rentable a juntar las cada vez más alejadas operaciones de las empresas de hoy.

Y, en términos más amplios, las empresas y el mundo en general se enfrentan a algunos problemas graves en relación con los viajes. Los precios del combustible se han convertido rápidamente en una gran parte de los presupuestos corporativos, mientras que la contaminación de viajar tanto en aviones como en automóviles es uno de los principales contribuyentes al cambio climático. El video ofrece ahora otra posibilidad. Si bien cierto no hay sustituto para un apretón de manos, tecnologías de video pueden reducir en gran medida la necesidad de viajar para una parte importante de las empresas.

¿Por qué considera que el video está listo para convertirse en una herramienta eficaz de comunicación empresarial?

Marthin De Beer: El patrón claro con las tecnologías de Internet es observar el comportamiento del consumidor como el precursor del futuro de las comunicaciones empresariales. Lo vimos, por ejemplo, con el uso del teléfono celular y la adopción de la tecnología Wi-Fi. Los empleados estaban utilizando estas tecnologías en su vida personal y, lógicamente, querían esas mismas capacidades en el lugar de trabajo. Ahora estamos viendo un claro mensaje referido al uso del video. El número de videos vistos en los sitios Web públicos se ha incrementado aproximadamente un 60 por ciento en el último año. Y en enero el sitio de Internet YouTube tuvo 258 millones de visitantes que vieron 250 mil millones de minutos de video. Eso es mucho video. Ahora, prácticamente cada uno de los principales sitios Web de noticias e información tiene opciones de video. Generalmente, el video de estos sitios es bastante bueno. El video basado en redes de Internet es ahora más que suficiente.

Las compañías son mucho más exigentes que la mayoría de los consumidores, y, desde luego, las consecuencias de posibles problemas son mucho mayores para una corporación. ¿Qué le diría usted frente a los escépticos?

Marthin De Beer: Ciertamente, algunas empresas pasaron por malas experiencias con el video en el pasado. Los anteriores sistemas de videoconferencia y otros tipos de comunicaciones de video no replicaban realmente la experiencia del cara a cara. La calidad no estaba allí, además de que se trataba de productos plagados de complicaciones y caros. La videoconferencia tuvo un mercado de 1.000 millones de dólares, pero los clientes de estos sistemas utilizan los productos menos del 6 por ciento del tiempo. Eso no es un buen retorno de la inversión.

El problema es que las comunicaciones de video tienen que ser tan fáciles de usar como el teléfono o correo electrónico. Y la calidad debería ser lo "suficientemente buena", los sentidos tienen que recibir una información clara. Cuando usted habla desde su hogar o el teléfono de la oficina, por ejemplo, la persona en el otro extremo de la línea debería escucharse tan bien como si estuviera hablando en persona. Ahora, gracias a mejoras fundamentales en la creación de redes de ancho de banda y al control de calidad, junto con mejoras como formatos de alta definición, el video es lo suficientemente bueno como para satisfacer los sentidos. Así que ése es un punto importante de inflexión. La gente ya no tiene que luchar contra la tecnología. Ahora se está haciendo lo que corresponde para lograr que las comunicaciones de video sean casi tan eficaces como las reuniones en persona. Nuestros sentidos nos dicen "bueno, esto sí es algo que puedo entender."

Para ver la entrevista completa ingrese a:

http://www.ciscoredaccionvirtual.com/redaccion/articulodestacado/ver_comunicados.asp?Id=768

 

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *