Administración de infraestructuras físicas de redes

Los sistemas de administración de infraestructura física de redes permiten reducir el riesgo de interrupciones súbitas en el abastecimiento de energía...

Jose Pablo Mora

José Pablo Mora, especialista en cableado estructurado de Panduit de Centroamérica

 

Los sistemas de administración de infraestructura física de redes permiten reducir el riesgo de interrupciones súbitas en el abastecimiento de energía y además, ofrecen una solución óptima para evitar pérdidas de información corporativa de gran valor en la gestión de negocios.

De acuerdo con José Pablo Mora, especialista en cableado estructurado de Panduit de Centroamérica, un manejo inteligente de las redes tiene como principal fortaleza la completa automatización de la administración del sistema.

Además, reduce significativamente los riesgos de desconexiones, pérdidas de información, caídas en los sistemas y dificultades técnicas que suelen aparecer al realizar adiciones a las redes.

“La administración inteligente de la infraestructura de redes se puede definir como una combinación de software, hardware y procesamiento de información que permite tener un control preciso y en tiempo real del estatus de la infraestructura porque logra visualizar cada proceso que ocurre en la capa física”, ilustró el experto de Panduit.

Grandes ventajas

Según explicó Mora este tipo de administración funciona mediante un controlador central llamado scanner maestro que se conecta con un servidor que en la base de datos guarda la información asociada a cada elemento de la red (switches, routers, computadores, teléfonos, faxes, cámaras, controles de acceso y controladores); por esa razón, el sistema es capaz de identificar las direcciones IP y las direcciones MAC de cada uno de los elementos, lo que permite asignarle un identificador único a cada uno.

El controlador es capaz de identificar la ruta, los cables y las conexiones físicas entre cada elemento. Con toda esta información es posible administrar inteligentemente y en tiempo real la capa física de la red.

“La mayoría de las caídas de red suelen ocurrir accidentalmente cuando se desconecta un cable en el usuario o en el cuarto de telecomunicaciones. Por ejemplo, si un banco tiene una agencia en una ciudad y los técnicos están en otro lugar muy lejos el personal que brinda mantenimiento se tiene que desplazar varias horas para corregir la avería y reconectar el cable. Sin embargo, con un sistema de administración inteligente es posible detectar la raíz del problema y corregirlo remotamente sin necesidad de trasladar personal. Esa posibilidad genera ahorros importantísimos en tiempo, productividad y costos de oportunidad”, finalizó Mora.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *