Consultores: Necesita la PyME tecnología que resuelva cosas

Hablan Carlos Salas, consultor principal del Proyecto INCAE-BIDFOMIN; y Marlon Esquivel Díaz, presidente del Colegio de Profesionales en Informática y Computación de Costa Rica.

Por Alexánder Hernández Aguilar

Determinar un parámetro que defina la extensión de una empresa y ubicarla como micro, pequeña o mediana empresa, se ha convertido en una labor un tanto subjetiva, pues las empresas transnacionales definen estos nichos de acuerdo con sus estudios globales y no tanto locales.

En el caso del Instituto Centroamericano de Administración de Empresa (INCAE), institución multinacional de enseñanza superior, estableció una estandarización que certificara la forma de clasificación en términos del número de empleados.

“Los estándares hablan de que una microempresa va de 0 a 10 empleados en nuestra zona (Centroamérica), claro está, eso depende de cada país. De 10 a 50 una pequeña y de 50 a 100 una mediana en Costa Rica. En Nicaragua y El Salvador, por ejemplo, se tienen números un poco más grandes que los de Costa Rica. En Estados Unidos y Europa, lo que es una pequeña empresa, equivale a una mediana empresa para nosotros.

“Pero además se puede hacer esta clasificación un poco más selectiva al determinar que la empresa tenga unos ingresos no mayores que US$150.000 al año, lo que ya sería hilar un poco delgado”, explicó Carlos Salas, consultor principal del Proyecto INCAE-BIDFOMIN que maneja el “Fondo Concursable de Donaciones para la Competitividad de las Pequeñas y Medianas Empresas" de Centroamérica y República Dominicana

Carlos Salas, consultor principal del Proyecto INCAE-BIDFOMIN

Carlos Salas, consultor principal del Proyecto INCAE-BIDFOMIN

 

 

El proyecto se enfoca en los sectores de agronegocios, turismo, textiles y electrónica.

En Centroamérica, 96% de las empresas son pequeñas y medianas (PyME), generan 53.9% del empleo y aportan 34.1% del producto interno bruto (PIB) (ver cuadro “Centroamérica: Peso de la PyME”).

La gran mayoría de las micro y pequeñas empresas en Costa Rica se encuentran rezagadas en el tema de tecnología. En el caso de las micro, generalmente no tienen los recursos económicos suficientes para manejar un acceso a la tecnología, como debería esperarse de cualquier empresa, prosigue Salas.

Y aquí es necesario diferenciar la tecnología en lo que es equipo y lo que es software, que es más del área gerencial. En este segundo caso, se tiende a desarrollar las capacidades de los empleados al máximo.

Las empresas pequeñas y medianas sí tienen una mayor evolución, principalmente las medianas, por una cuestión de capital de trabajo y por una cuestión de tamaño, además de mayor acceso al mercado.

Exigencia del mercado

De esta manera, Salas asegura que “las pequeñas y medianas deben comenzar a acceder a nuevas tecnologías para ir perfeccionando procesos productivos, controles, registros y temas relacionados. Claro está, según el mercado en el que se encuentre, se le irá exigiendo cuáles son las áreas en que debe mejorar o modernizarse (automatización de procesos, por ejemplo).

Esto también se logra gracias a la competencia, pues se requieren las cosas más rápido. Así, cuando se necesita agilizar situaciones en la empresa: uno, hay que mejorar procesos productivos mediante la tecnología; dos, hay que mejorar los procesos mediante la mejora del capital humano”.

Claro está que la tecnología por ella misma no resuelve nada, “la tecnología que voy a necesitar es aquella que, efectivamente, me resuelva cosas. Por ejemplo, un pequeño hotel, para tener un control sobre las reservaciones requiere de un software que le permita hacer eso.

Ahora, un pequeño hotel es el que tiene 20 habitaciones y su punto de equilibrio anda por 10 habitaciones. Entonces, aquí se debe jugar con la variable costo/beneficio, si un software de esa naturaleza le va a salir muy caro en comparación con el servicio que va a dar, puede ser suficiente llevar ese control en la hoja de cálculo Excel”, apuntó Salas.

“Ahora, si pasamos a otro rango de hoteles, ya con 50 habitaciones, que todavía siguen siendo medianos o pequeños, entonces el margen de punto de dirección que están obteniendo les permitiría acceder a un software de esa naturaleza. Esta situación es muy similar a la que experimentan por ejemplo los textileros”, recalcó el consultor de INCAE.

¿Para crecer o por el crecimiento?

Por su parte, Marlon Esquivel Díaz, presidente del Colegio de Profesionales en Informática y Computación de Costa Rica, explicó que la tecnología se puede presentar en una PyME de dos maneras:

- Cuando se invierte en TI como medio para hacer crecer a la empresa.

- Cuando es necesario invertir en TI por el crecimiento de la empresa.

Resalta que la tecnología es solo una herramienta y que las empresas no deben perder eso de vista y considerar que solo por su modernizado equipo tecnológico su negocio crecerá.

Es evidente que el mismo mercado irá definiendo las necesidades de cambio a las PyME; por ejemplo, Salas, de INCAE-BIDFOMIN, compartió que en Guatemala se tiene una experiencia interesante con pequeños exportadores de vegetales, quienes por sí mismos han interiorizado la situación y comprenden que la competencia, aunque sea promovida por el CAFTA (siglas en inglés de Tratado de Libre Comercio de Centroamérica), les obliga a mejorar y a ser más productivos.

En cuanto al tema de concientización por parte de las empresas a establecer cambios en su negocio, las microempresas son muy flexibles; así, ante cualquier situación que suceda en el mercado, ellas se van a adaptar rápidamente. Cuanto más grande sea una empresa, más difícil será reaccionar o cambiar su estructura para amoldarse a los cambios.

Ante el futuro tan tecnificado que se avecina, “nosotros recomendamos realizar un trabajo asociativo, o sea, grupos de empresas, ya que individualmente no tienen capacidad de adquisición; individualmente no tienen capacidad de compra. Entonces, un software especializado, para una empresa individual, le sale muy caro; con la forma asociativa, 10 empresas (por ejemplo) se pueden unir y adquirir ese producto con una inversión mucho menor”, aclaró Salas.

“Uno de los principales problemas que enfrentamos los informáticos diariamente es el temor al cambio que experimenta la población en general. Así sucede al convencer una PyME de invertir en tecnología que le ayudará a mantener su información. Si la tiene al día, puede tomar buenas decisiones, pues sabe cómo están los estados financieros y puede saber su situación en el mercado”, explicó Marlon Esquivel.

Marlon Esquivel.

Marlon Esquivel Díaz, presidente del Colegio de Profesionales en Informática y Computación de Costa Rica.

 

 

Un punto muy importante destacado por Carlos Salas, de INCAE-BIDFOMIN, es que las MiPyME (micro, pequeña y mediana empresa) no deben sentir miedo por competir contra empresas grandes, por el contrario, deben verlas como posibles clientes y tratar de convertirse en sus proveedoras. La diferencia es que necesitan cumplir con ciertos estándares mínimos que los obligarán a modernizarse.

Por ejemplo, hoy en día el acceso a Internet es fundamental. Si se tiene una computadora con un portal Web que indique al mundo que existo, entonces es más fácil acceder a muchos otros mercados, pues muchas grandes empresas o clientes potenciales hacen búsquedas en la Web para localizar posibles proveedores de los insumos que requieren, finalizó.

Centroamérica: Inversión en TI por tipo de empresa

Total de empresas 100%

Tipo de empresa

(empleados)

Inversión en TI 100%

6,4

Grande

(101+)

67,8

11,6

Medianas

(50 a 100)

16,6

82.0

Micro (0 a 10)

y pequeñas

(11 a 49)

15,6

Las medianas empresas, igual que las micro y pequeñas evidencian poca capacidad de inversión, aunada a un rezago cultural que va disminuyendo poco a poco.

Fuente: Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Centroamérica: Peso de la PyME

País

PYMES como % del total de empresas

Contribución al empleo (%)

% del PIB

Costa Rica

97 ,9

54

8,5

El Salvador

99,7

44,8

40

Panamá

98,5

72

60 ,1

Guatemala

89,4

35,4

26,3

Honduras

96,4

81,8

n.d.

Nicaragua

91,0

33,9

38,4

Región

9 6

5 3,9

34 ,1

Fuente: Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

 

Esta nota hace parte del reportaje ¿Cómo vender tecnología a la PyME?

Sin etiquetas

One thought on “Consultores: Necesita la PyME tecnología que resuelva cosas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *