CARLOS CANALES

Toshiba es una corporación internacional que hunde sus raíces hasta 1875, año en que se estableció en Tokio la empresa original Tanaka Seizo-sho (Tanaka Engineering Works), primer fabricante en Japón de equipo telegráfico.

Carlos Canales, presidente y director general, Toshiba de México.

Carlos Canales, presidente y director general, Toshiba de México.

 

Toshiba es una corporación internacional que hunde sus raíces hasta 1875, año en que se estableció en Tokio la empresa original Tanaka Seizo-sho (Tanaka Engineering Works), primer fabricante en Japón de equipo telegráfico.

Con la entrada del siglo XXI, Toshiba establece como estrategia a largo plazo un enfoque hacia comunicaciones, electrónica, informática, diseño de aplicaciones, telecomunicaciones y energía.

Esa orientación se basa en los grandes proyectos de cada una de las compañías que conforman el Grupo Toshiba, y cuyas sedes se encuentran en América, Asia y Europa. Se fundamenta además en alianzas estratégicas para la investigación, el desarrollo y la manufactura con empresas de alto nivel.

Después de 133 años, continúa su tradición de de logros y desarrollos tecnológicos en un esfuerzo constante de globalización. Esfuerzo constante porque vive la globalización desde antes que el término se hiciera común. Así, Toshiba de México se estableció en 1963 como Industria Mexicana Toshiba para la venta de generadores de energía eléctrica destinadas a plantas hidráulicas y para la venta de aparatos electrónicos.

Cinco años después, Toshiba funda en 1968 una fábrica de semiconductores en la zona metropolitana de la capital mexicana, utilizados para la fabricación de aparatos de radio y televisión.

Con esos hechos, el grupo marca su entrada a América Latina. No es de extrañar entonces que, Carlos Canales Buendía, presidente y director general de Toshiba de México desde finales de 1997, tenga además responsabilidades para Latinoamérica en diferentes divisiones, como son Cómputo, Productos de Consumo, Energía, Broadcasting, Sistemas Bancarios y Telecomunicaciones.

Por lo mismo, sus principales funciones las realiza de acuerdo a diferentes mercados. Entre esas funciones se encuentran: planear estrategias de comercialización, “organizar y apoyar a nuestros recursos corporativos y humanos para una eficiente ejecución; monitorear y realizar ajustes dinámicos a posibles desviaciones, desarrollar el equipos humanos e incursionar en nuevos mercados”.

Sin miedo al fracaso

Canales indica que se formó director de empresa después de nueve años consecutivos de éxito en ventas y mediante el programa corporativo de desarrollo gerencial de la NCR Corporation. Fuera de México su país natal, estuvo 6 años en la casa matriz de NCR a cargo del área de cómputo para América Latina, Medio Oriente y África, y en 1986 fue presidente y director general de NCR Colombia.

Posteriormente, fue fundador de Apple Computer México en 1992 en donde se desempeñó como presidente.

Como director de empresa, Canales señala que su principal cualidad es la consistencia y que su reto diario es “cómo innovar nuestros procesos internos y nuestras ofertas al mercado”.

“Mi consistencia –indica- me ayuda a recordar diariamente las prioridades de nuestro negocio y la importancia de conseguirlas eficientemente, mediante nuestra gente y nuestros asociados; mi experiencia en agregar valor y mi confianza en nuestro grupo hacen atrevernos a intentar acciones innovadoras sin miedo al fracaso”.
Enfrenta también el reto diario de su puesto con “la conciencia apasionada” y la visión de la innovación.

Liderazgo con el ejemplo

Los resultados de su trayectoria en la industria de tecnologías de información que lo enorgullecen son “el reconocimiento de mis pares y la reputación de éxitos consistentes desde mi primera posición directiva, así como ser el primer mexicano en tener un puesto directivo fuera de su país con reconocimiento internacional”.

Le enorgullece también haber dirigido exitosamente hasta ahora a tres subsidiarias de corporaciones de TI que en su momento estuvieron dentro de las 50 más grandes del mundo; lo mismo que haber iniciado empresas prácticamente desde cero, como el caso de Apple Computer Mexico y Toshiba de México.

En otro ámbito, le enorgullece “haber compaginado una familia de tres hijos varones ya formados y exitosos en diferentes áreas (derecho, el golf y la música), con mi carrera profesional”.

 

Finalmente, su actividad de dirección la rige por tres principios: éticamente, la esclavitud de la conciencia; el liderazgo con el ejemplo y la autodeterminación y responsabilidad individuales.

Esta nota hace parte de Las 10 personas más influyentes en tecnologías de información de América Central y el Caribe

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *