ANTHONY SHALOM

En octubre de 1989, Intcomex inicia siendo un pequeño almacén de software al detalle en el sur de la Florida, llamado Mr. Floppy. Allí es donde Mike Shalom, hijo de Anthony Shalom, desarrolla el negocio con ventas locales.

Anthony Shalom, director general y presidente del Consejo de Administración, Grupo Intcomex

Anthony Shalom, director general y presidente del Consejo de Administración, Grupo Intcomex.

 

 

En octubre de 1989, Intcomex inicia siendo un pequeño almacén de software al detalle en el sur de la Florida, llamado Mr. Floppy. Allí es donde Mike Shalom, hijo de Anthony Shalom, desarrolla el negocio con ventas locales.

A los seis meses, Anthony Shalom, padre de Michael, se afilió a la operación formando el actual Intcomex, y la compañía se mudó al oeste del Aeropuerto Internacional de Miami. Padre e hijo empiezan el negocio de software y hardware con exportaciones a Latinoamérica.

A finales de 1991, viendo los agigantados pasos que tomaba la economía en la región, la compañía comenzó a establecer centros de distribución en Latinoamérica, siendo México el primer centro fundado en 1992. Al paso del tiempo se agregaron los de Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Iquique, Jamaica, Panamá, Perú y Uruguay.

En los últimos 18 años, Intcomex ha creado una gran infraestructura a lo largo de la región, donde ha establecido el concepto de afiliadas con su respectivo proceso; desde logística, distribución, bodega, RMA y ventas, hasta gerentes de producto.

Motivación al equipo regional

Detrás de ese logro, está la principal cualidad que Anthony, como director, considera poseer: “la relación que tengo con los proveedores y clientes, pero primordialmente con todos los empleados de Intcomex; ellos son y seguirán siendo la base primordial del crecimiento del grupo”.

Precisamente, su reto diario es mantener ese crecimiento porque “este es un negocio de cambio constante y como tal hay que reinventarse y mejorar cada vez”.

Para enfrentar ese reto, comenta, “me he basado en crecer las relaciones con los proveedores y clientes; pero, más importante aún, ha sido motivar a todas las personas que hacen parte del equipo en toda la región para que continúen haciendo un excelente trabajo; ellos son el motor del crecimiento de Intcomex”.

En consecuencia, “el principal resultado ha sido definitivamente haber logrado la mayor penetración en el mercado de América Latina, a diferencia de cualquier otro distribuidor o mayorista en la región. Tenemos la mayor cobertura y penetración y nos sentimos orgullosos de haberlo logrado”.

Buenas relaciones, la constante

Con todo, indica que no puede ni quiere tomar ventaja del éxito. “Nuestra industria es muy dinámica, Para seguir enfrentando el reto diario, tenemos que darle mucha atención a todos los detalles que nos rodean, y seguir con la visión forjada desde un principio; sabemos que somos un equipo que posee todas las herramientas para seguir creciendo, y sabemos que lograremos nuestro objetivo”.

Hay pues una congruencia a lo largo de los años; la expresa en los tres principios que rigen su función de director:

1- Mantener buenas relaciones con nuestros clientes

2- Mantener buenas relaciones con nuestros proveedores

3- Seguir motivando a todas aquellas personas que hacen parte del grupo de Intcomex a nivel regional.

 

Esta nota hace parte de Las 10 personas más influyentes en tecnologías de información de América Central y el Caribe

 

 

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *