Aumentaron cifras de falsificación y adulteración de productos

Aproximadamente el 70% de las compañías latinoamericanas no toman acciones para combatir el uso no autorizado o la falsificación de sus productos.

Fraude

El fraude contra la Propiedad Intelectual (PI) se ha incrementado en los últimos diez años debido a un mayor acceso a los canales de distribución por Internet y al hecho de que más redes delictivas recurran a este tipo de fraude para financiar sus operaciones, según el último informe de PI publicado por Kroll, la firma de consultoría en manejo de riesgos.

En este informe se citan las estadísticas de países latinoamericanos donde se demuestra que aproximadamente 62% de las empresas latinoamericanas mencionó pérdidas por encima del 3% de sus ingresos anuales debido a la falsificación y adulteración de productos.  Igualmente, 42.4% de la muestra presentó por lo menos un incidente de uso no autorizado de Propiedad Intelectual.

Tanto los consumidores como las compañías resultan afectados por esta tendencia. Según cálculos de la Organización Mundial de Salud, el 10 por ciento de los medicamentos de prescripción en el mundo son falsificaciones; los productos electrónicos se reproducen ilegalmente con tanta rapidez en China que a menudo llegan al mercado antes que los originales (por ejemplo, el teléfono Chocolate de LG); en Italia se estima que el 20 por ciento de la ropa que se adquiere en ese país es falsificada.

El Informe Mundial de Kroll sobre el fraude, que se publica cada trimestre y cuya última edición aborda el tema de la Propiedad Intelectual (PI), ofrece una explicación sobre el crecimiento de este tipo fraude y seis pasos para prevenirlo.

“Es importante que las empresas comiencen a tomar mayor consciencia sobre la importancia de la supervisión activa y efectiva para prevenir y combatir este problema; las cifras aumentan con el tiempo y los riesgos de pérdidas económicas serán cada vez mayores para las compañías. Siguen creciendo las deficiencias en los trayectos que la PI recorre dentro de las empresas, como procesos inadecuados para desechar los productos defectuosos y el almacenamiento de prototipos rechazados”, afirmó Andrés Otero, Gerente General de Kroll.

Las falsificaciones y la piratería han ganado terreno gracias a la delincuencia organizada como instrumento para financiar sus operaciones; de la misma manera, las medidas de protección legales aún están en etapa de evolución en los mercados emergentes, trayendo como consecuencia la existencia de delincuentes altamente sofisticados que utilizan el internet, los medios electrónicos y los tradicionales para obtener secretos empresariales, carteras de clientes e información confidencial corporativa.      

“Existen medidas para combatir la falsificación y la piratería. La evaluación de los archivos digitales (específicamente Redes Privadas Virtuales, VPN, correos por internet y mensajería instantánea), auditorías de PI sobre los secretos industriales e información confidencial, la formulación de derechos de PI sobre productos que se pueden hacer valer, el continuo contacto con las autoridades competentes para suministro de información, entre otros; son las principales recomendaciones para prevenir estos problemas”, afirmó Otero.

Para obtener una copia del Informe mundial de Kroll sobre Propiedad Intelectual puede hacer click aquí

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *