Impresoras de Lexmark reducen el consumo de energía en 70%

La compañía informó que sus equipos integran actualmente dispositivos de ahorro que superan en un 50% el estándar establecido por la oficina Energy Star.

Impresora Lexmark

La compañía informó que sus equipos integran actualmente dispositivos de ahorro que superan en un 50% el estándar establecido por la oficina Energy Star, lo que significa que al día de hoy sus impresoras han logrado una reducción de 70% en el uso de energía en comparación con productos fabricados una década atrás.

Lo anterior obedece a la implementación de estrictas políticas y de un claro compromiso de la compañía con la protección del medio ambiente y con el ahorro de recursos energéticos. Todos los modelos actualmente comercializados bajo la marca se catalogan como “ecológicos” gracias a la introducción de parámetros ambientales en los procesos de diseño y manufactura que procuran el mínimo impacto al medio ambiente.

Además de disminuir el consumo de energía en sus dispositivos, Lexmark se ha enfocado en ampliar el ciclo de vida de los equipos y suministros y en mejorar sus capacidades para minimizar el uso y el desperdicio del papel. El aumento en el rendimiento de cartuchos ha duplicado su cantidad de impresiones y disminuido así en 50% el volumen de desechos producto de unidades vacías.

Otras medidas adoptadas incluyen la erradicación del uso de substancias de clorofluocarbon (CFC) en los procesos de fabricación y productos. Sus impresoras láser funcionan libres de emisiones de ozono. Además la compañía mantiene un esfuerzo constante por reducir cada vez más la cantidad de material empleado en sus empaques y por fabricar equipos más silenciosos, compactos con cabezales de impresión de menor tamaño y con sistemas que permiten la impresión predefinida por ambas caras.

Reciclaje

En Centroamérica, Lexmark ha venido realizando esfuerzos de manera continua para incentivar la cultura del reciclaje en unión con sus socios de negocio dentro del segmento retail en los diferentes países y gracias a su alianza con la cadena de cines Cinemark. Para estimular la devolución, Lexmark y Cinemark ofrecen pases gratuitos al cine a cambio de la entrega de cartuchos de inyección de tinta vacíos originales en buzones debidamente identificados en las tiendas de venta al detalle.

El reciclaje es uno de los más importantes esfuerzos incluidos dentro del programa medioambiental de Lexmark con miras a promover la reutilización de la mayor cantidad de desechos en los procesos de manufactura.

Desde 1991, la compañía inició el Lexmark Cartridge Collection Program (Programa de Recolección de Cartuchos), que consiste en el retorno gratuito de suministros vacíos, mediante la utilización de etiquetas de devolución (que incluye el costo de transporte) e instructivos con información sobre cómo y dónde retornarlos. Estos pueden ser retornados también a través de los revendedores autorizados de suministros de Lexmark que participación en esta iniciativa en cada país.

El mismo está dirigido a empresas privadas, entidades de gobierno, distribuidores y usuarios finales que utilizan productos Lexmark. A cambio de la devolución de sus suministros, los usuarios podrán beneficiarse de descuentos especiales en la compra en suministros.

Gracias a la recolección de cartuchos vacíos a escala mundial, se ha evitado la acumulación de aproximadamente 400.000 toneladas de plástico que durarían en descomponerse más de 1.000 años. De acuerdo con información de Lexmark, un cartucho de tinta vacío tiene una duración de 300 años, lo cual explica la prioridad que la compañía ha conferido este tema. Otro beneficio adicional es la disminución del desperdicio de petróleo (utilizado la producción de los componentes plásticos de los cartuchos) al ser estos reutilizados como materia prima en la fabricación de nuevos productos.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *