Recargar ya no será cuestión de horas

SCiB es la nueva batería recargable de Toshiba Corporation que se acaba de lanzar en el mercado. La batería recargable que representará un avance para los mercados de sistemas industriales, que se recargará hasta el 90% de su capacidad en menos de cinco minutos.

bateria-recargable-toshiba_400.jpg

SCiB es la nueva batería recargable de Toshiba Corporation que se acaba de lanzar en el mercado. La batería recargable que representará un avance para los mercados de sistemas industriales, que se recargará hasta el 90% de su capacidad en menos de cinco minutos.

La batería ofrece excelente seguridad y un ciclo de vida por más de 10 años, incluso bajo condiciones de carga constante y rápida. Para 2015, Toshiba tiene el objetivo de convertir esta batería de alto potencial en un producto principal de sus negocios de sistemas industriales y productos automotrices, con ventas de 100 mil millones de yenes. La primera SCiB será lanzada en marzo de 2008.

Para lograr las características sobresalientes de la SCiB, la compañía adoptó el nuevo material de electrodos negativos, los nuevos separadores, un nuevo electrolito y una nueva tecnología de manufactura. El resultado es una batería recargable confiable con un desempeño balanceado, que ofrece excelente seguridad, ciclo de vida duradero y capacidad de carga-descarga rápida.

Toshiharu Watanabe, Vicepresidente Corporativo de Toshiba Corporation y Director General dela Compañía de Sistemas Industriales de Toshiba, señaló: “Es una batería en verdad innovadora. El excelente desempeño de la SCiB asegurará su aplicación exitosa en los mercados de sistemas industriales y vehículos electrónicos como una nueva solución de energía. En términos de impacto ambiental, la SCiB ofrece una larga vida que reducirá los desechos”.

La SCiB está contenida en el Módulo Estándar SCiB de diez celdas SCiB de 4.2 amperes-hora (Ah), alineadas en series de conexión, que maximizan las características de la batería con una función de sistema manejo (BMS) que monitorea el voltaje y la temperatura para proteger las celdas en caso de emergencia, y que balancea el estado de carga en cada celda.

Además de las aplicaciones que incluyen bicicletas, motocicletas, vehículos automatizados, camionetas eléctricas y maquinaría de construcción energizados con baterías, que ya usan baterías recargables, la SCiB también es un candidato prometedor para fuentes de energía de emergencia, regeneración de energía eléctrica en sistemas de energía con viento y estabilización del suministro de energía eléctrica. También se planea la aplicación en automóviles híbridos, con el objetivo de expandir en el futuro la aplicación a automóviles eléctricos, después de avanzar el desarrollo de una celda SCiB de alto desempeño.

Por ahora, estas baterías no son para notebooks, cosa que se proyecta para un futuro no muy lejano.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *