Ciberpolítica en América Latina

carreon.jpgLa intensidad del empleo político de los nuevos medios digitales varía significativamente en función del perfil del usuario.

El primer estudio comparativo regional titulado Ciberpolítica: El uso del Internet durante las campañas presidenciales latinoamericanas del año 2006, es el antecedente de encuestas acerca del empleo de Internet en América Latina en tiempos electorales.

Fue realizado por la empresa e-lecciones.net (http://e-lecciones.net/), ubicada en Venezuela, con el patrocinio del Programa de Medios de Comunicación y Democracia de la Fundación Konrad Adenauer Stiftung, de Buenos Aires, Argentina.

La investigación muestra que, aún entre usuarios de la Red, dominaron claramente “los medios de comunicación tradicionales, frente a los nuevos medios, como fuente de información política”, a lo largo de las diez campañas presidenciales de 2006 en la región.

Sin embargo, los nuevos medios (20%) habrían superado ya a “los medios tradicionales de contacto directo de la acción política, tales como la referencia directa, la militancia política y los actos políticos de calle,” los cuales sumaron sólo 15% de las fuentes de información política”, los cuales estuvieron también muy por debajo de los medios tradicionales de comunicación de masas (televisión, 27%; prensa escrita 26%).

En los casos de Costa Rica, México, Perú la prensa escrita como fuente de información política resultó más importante que en otros países de la región. El contacto directo mediante el activismo político representó una fuente de información política comparativamente más importante en países como Nicaragua, Brasil y Venezuela. La TV es políticamente más significativa en Bolivia, Nicaragua y Perú, que en otros países.

En dicha encuesta se revela que los periodistas fueron mayores consumidores de información política mediante Internet, de forma más parecida a la de los politólogos que a la de los electores. Los consultores políticos se apoyaron más en la información de la TV, al igual que la mayoría de los electores. Los políticos se apoyaron más en el contacto directo como fuente de información política.

Entre los nuevos medios percibidos como más efectivos para la comunicación política, sobresalen el correo electrónico y los sitios web, en casi todos los países analizados, aunque con algunos matices importantes; por ejemplo, el empleo de SMS (Short Message Service o servicio de mensajes cortos) se percibió como más importante en Venezuela que en Colombia y México.

Los blogs políticos resultaron una herramienta significativa en Ecuador, Costa Rica, Brasil y Perú. El empleo de videos políticos en YouTube o similares fue una herramienta positiva en Ecuador, Brasil y Chile.

Los resultados de la encuesta permitieron elaborar un índice ciberpolítico, destacándose Brasil, Venezuela, México y Colombia como los países que emplearon políticamente con más intensidad la red en las campañas.

Resulta un tanto paradójico que dicha intensidad pareciera no estar relacionada directamente con los índices de penetración de Internet, ya que países en donde la brecha de penetración es extrema, como Bolivia (5%) y Chile (42%), poseen ambos un muy bajo índice de empleo político de la red.

En la región existen países en donde los usuarios emplean más los nuevos medios para el activismo que para informarse políticamente, como son los casos de Venezuela, Colombia y Ecuador; en cambio, predomina la situación inversa (información/activismo) en países como Chile y Perú.

Perfiles y patrones
La intensidad del empleo político de los nuevos medios digitales varía significativamente en función del perfil del usuario, siendo los políticos (4.46) quienes emplean más intensamente la ciberpolítica, seguidos de los periodistas políticos (4.33), de los consultores políticos (4.15) y los politólogos (3.74), y en último lugar los electores con un índice de 3.24 de empleo político de la Red.

Resulta también distinto el patrón de empleo de la Red según quien sea su usuario, ya que mientras que los políticos usan más los nuevos medios como herramienta de activismo político, el resto de los usuarios la emplean de modo más equilibrado: o como fuente de información política o como herramienta de ciber-activismo.

Fuente de los datos:
http://www.e-lecciones.net/novedades/archivos/ciberpolitica.pdf

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *