El cuidado de aparatos electrónicos

tripplite-sam3.jpg

Un listado de consejos prácticos entregado en la compra de protectores de energía prepara una venta posterior.

Las alteraciones abruptas en el suministro de energía suelen provocar daños cuantiosos en los aparatos electrónicos del hogar y suelen quedar inservibles.

Sin embargo, unos consejos fáciles para llevar a la práctica constituyen una estrategia adecuada que le puede ayudar a  sus clientes a ahorrar dinero, evitar tragedias como un incendio y alargar la vida útil de equipos como sistemas de entretenimiento, televisores o computadoras.

Estos consejos puede imprimirlos y entregarlos en la compra de aparatos de protección, tales como una regleta o un supresor de sobretensiones. Si lo hace, prepara una venta posterior.

Medidas preventivas
En primera instancia, es imprescindible leer atentamente las instrucciones del fabricante antes de proceder a instalar cualquier artefacto. Además, se debe revisar si existe cables sueltos o dañados y enchufes o conexiones en mal estado que en ciertas ocasiones deben ser reparadas por un técnico.

Además, debe ponerse especial atención en la caja de fusibles de la casa para asegurarse de que los equipos sensibles (sistema de entretenimiento, computadoras o televisores) no comparten un circuito con otros interruptores de cargas grandes (refrigerador, lavadora, secadora o microondas).

Es recomendable etiquetar cada fusible o circuito para mostrar cuales electrodomésticos están en cada circuito, estrategia que puede ser realizada por un electricista.

Esa misma persona debería revisar el sistema de cableado, para asegurarse de que funcione correctamente porque en caso de que el alambrado esté en mal estado podría causar cortes de electricidad. Además, el cableado en buenas condiciones permite que los aparatos operen eficientemente si utilizan productos de protección de picos de energía.

La colocación de aparatos de protección, como regletas, debe revisarse periódicamente. En algunos casos estos modelos incluyen un botón que indica si funcionan correctamente.

Por ejemplo, en muchos supresores de sobretensiones, si el LED (siglas de Light-Emitting Diode o diodo emisor de luz) está apagado eso significa que llegó el momento de cambiar el dispositivo. En el caso de las UPS algunos modelos incluyen un sistema de autoprueba de las baterías. En caso de que se haya agotado la pila debe consultar con un centro de servicio local, comprar nuevas baterías u otro UPS (siglas de Uninterruptible Power Supplies o sistema de energía ininterrumpida).

Los reguladores de voltaje generalmente carecen de mecanismos de pruebas; por esa razón, es aconsejable cambiarlos luego de cinco años de uso si contiene un filtro de picos. En caso contrario es mejor comprar un aparato con filtro incorporado.

Cuide la inversión
Una de las medidas más útiles para cuidar su inversión en electromésticos consiste en clasificarlos de acuerdo con el grado de uso e importancia. Por ejemplo, existen equipos sensibles (microondas, estufas eléctricas, relojes con alarmas sofisticadas) cuya reparación pueden esperar.

Además, en las casas suelen existir dispositivos caros como monitores de pantalla plana, sistema de estéreo, computadoras portátiles o de escritorio cuyo reemplazo puede esperar a la salida de un nuevo modelo.

En última instancia, los aparatos de mucho valor (refrigeradores o neveras, televisores de plasma, sistemas de juegos por computadora y software de alta sensibilidad), deben recibir una adecuada protección que contribuirá a evitar grandes pérdidas económicas.

Sin etiquetas

One thought on “El cuidado de aparatos electrónicos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *