Baja calidad de la información en empresas

gestion3.jpg

Los datos críticos defectuosos son un problema administrativo y no de TI, pero la herramienta de inteligencia de negocios tiene qué aportar; he aquí los argumentos.

En los siguientes dos años, más del 25% de la información crítica de las 1,000 compañías más grandes del mundo continuará siendo defectuosa; esto significa que la información será inexacta, incompleta o duplicada, de acuerdo a un estudio de la consultora Gartner.

Esta compañía espera que tres cuartas partes de las grandes empresas tomen pocas acciones o ninguna hacia el mejoramiento de su calidad de datos hasta el 2010. Para ganar ventajas competitivas en la calidad de la información, las organizaciones requieren contar con encargados de la información del negocio y administrarla, tal como si fuera un activo corporativo.

Andreas Bitterer, vicepresidente de Investigación de Gartner Research afirmó que la información errada o su falta de calidad es un tema constantemente relegado por las empresas y puede tener un gran impacto negativo.

“Y cuando la compañía reconoce que tiene un problema, frecuentemente subestiman su tamaño. También es importante darse cuenta que la calidad de la información no es estática, ya que son varias las fuerzas provocan que cambie a lo largo del tiempo.

“Así que enfrentar la situación no sólo requiere de un proyecto periódico, sino de un programa continuo que cuente con el compromiso de todos en la empresa y frecuentemente también de un cambio cultural”.

El costo de la baja calidad de datos
La investigación demuestra que la baja calidad de la información del cliente puede traer consigo costos significativos, como una mayor rotación de clientes, gastos excesivos en procesos de contacto así como oportunidades fallidas de ventas.

Pero las compañías están descubriendo que la calidad de su información tiene un impacto significativo en sus iniciativas estratégicas de negocio y no solamente en ventas y mercadotecnia. Presupuestos, manufactura y distribución también son afectadas.

El cumplimiento de leyes y la transparencia encabezan la lista de preocupaciones relacionadas con la información. Ésta debe ser precisa y administrada adecuadamente.

Corrigiendo el problema
“El problema de calidad de la información no es un problema del área de sistemas. Dicha área puede ayudar en su arreglo, pero el dueño del problema es la administración del negocio”, afirmó el investigador.

“Las organizaciones necesitan tener encargados de la información; personas dentro del negocio que son responsables de la calidad de la información.

“Sin embargo, la tecnología jugará un papel importante en el arreglo y mejora de la calidad de la información y las organizaciones necesitan invertir en soluciones para mejorar la calidad de sus datos como el hacer perfiles, limpieza, emparejamiento y enriquecimiento”.

Así, lograr calidad en los datos tiene varias facetas que incluyen:

1. Existencia (ver si la organización tiene la información necesaria).

2. Validez (ver si los valores de los datos caen dentro de un rango o dominio aceptable).

3. Consistencia (por ejemplo, si el mismo fragmento de información está almacenado en varias localidades y contiene los mismos valores).

4. Integridad (que tan completa es la relación entre los elementos de la información a lo largo de los paquetes de datos).

5. Exactitud (si la información describe las propiedades del objeto que se desea modelar).

6. Relevancia (si los datos son apropiados para apoyar los objetivos del negocio).

Business intelligence
Los primeros dos de estos aspectos representan un buen punto de comienzo para la mejora ya que pueden ser medidos con relativa facilidad y ayudarán a identificar las brechas en la información. A partir de allí, las organizaciones deben de incluir otros atributos en su definición de calidad de datos.

De acuerdo con Gartner, el mercado de herramientas de calidad de datos es pequeño en la actualidad (aproximadamente US$300 millones de dólares en ingresos por licencias) pero está en crecimiento.

En la encuesta anual 2006 a 1,400 directores de sistemas que hace Gartner a nivel mundial, la inteligencia de negocios apareció como la prioridad tecnológica número uno, pues las organizaciones dependen cada vez más de la información para impulsar el crecimiento y la innovación.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *