Latinoamérica: oportunidades de mercado emergente

01.jpg
La estabilidad económica incrementa las posibilidades de éxito de fabricantes y canales de tecnología de información, cuyo mercado lleva cuatro años consecutivos de crecimiento superior a 10%.

El crecimiento sostenido que en América Latina ha mostrado la industria de tecnologías de información (TI) en los últimos tres años y el que se pronostica para 2007 por las empresas investigadoras del mercado de tecnología, se funda en el buen desempeño económico de la región.

Para el caso, la Cepal estima un crecimiento regional del 4,7% en este año, y la cifra es alcanzable. Para América Central desglosa un crecimiento del 5% y para el Caribe, del 6.4% (en especial, República Dominicana y Haití, del 7% y 3%, respectivamente).

Al margen de que, junto con ese comportamiento de las economías, surjan desafíos tales como los incrementos en el costo de vida y el aumento de salarios, los proveedores de tecnología buscan en países emergentes las oportunidades que han perdido en mercados desarrollados.

De ahí que el año pasado fuera relevante el papel que tuvieron países como Brasil, México y Venezuela, sobre todo por sus procesos electorales. Mientras que para este año, Argentina, Chile, América Central y el Caribe tendrán mayores oportunidades.

Emerson Gibin, gerente del Grupo Central de Investigación de la consultora IDC Latinoamérica, asegura que la región es un mercado todavía emergente en tecnología, que viene presentando un crecimiento anual muy rápido, al grado de que, por ejemplo, en 2004, fue 14% y a lo largo del 2007 se verá un aumento de casi 13%.

Con todo y que el mercado regional de TI representa apenas el 3,3% del mercado mundial, dicha proyección es realmente significativa frente a las previsiones de aumento de apenas el 5% en Europa occidental y del 7% en Estados Unidos.

Esto demuestra que el crecimiento en el área de TI en América Latina va de la mano con economías emergentes del mundo, como China o Europa oriental, mercados con una expectativa de crecimiento del 16% a lo largo del 2007, pero muy lejano a lo que sucede en India, que aumentará sus gastos con TI en cerca de un 25% durante este año, o en Turquía, que crecerá entorno del 27%.

Más allá de las comparaciones y los números fríos, lo que se visualiza es que la región está realmente emergiendo, la inversión extranjera sigue en aumento y la productividad repunta en algunos sectores para mantener la economía regional en un dinamismo positivo.

Por eso, las oportunidades siguen creciendo para los fabricantes de tecnología. Según explica Jorge Alfredo Hernández, Socio-Entreprise Risk Services de la consultora Deloitte & Touche, dichas oportunidades se basan en tres parámetros principales:

"Generación de productos ‘verdes’ (productos que favorezcan el ambiente), desarrollo de interfaces amigables que faciliten el uso de los productos a personasjorge02.jpg de cualquier edad y eliminen el miedo a los productos tecnológicos, y nuevos productos que cubran nichos de mercado existentes en zonas ‘grises’ entre productos tradicionales”. Ejemplos de estos productos son los electrónicos y los equipos de computación de menor consumo energético o con baterías alternas, dispositivos de entretenimiento personal con pocos o con ningún botón (piense en el iPod o el Nintendo Wii), la seguridad en dispositivos portátiles basada en biométricos o la existencia de redes sociales sobre la Web 2.0.

De acuerdo con los estudios realizados por expertos de Deloitte a nivel mundial, se identifica que las tendencias actuales van hacia la complementación de productos y servicios ya desarrollados, no tanto hacia su reemplazo.

Las cifras hablan por ellas solas

linares.jpgEl aumento en las ventas es el reflejo de los buenos vientos que pasan por Centroamérica. Así lo expresan los mismos fabricantes y distribuidores que hacen parte de esta industria.

“Hemos tenido un importante crecimiento en la implantación de redes a lo largo de la región; hemos tenido en los últimos cinco años un crecimiento continuo de doble dígito, año tras año, y este 2007 no va siendo ajeno a esa tendencia”, asegura Mario Linares, Andean & Central America Region Manager de CommScope Enterprise Solutions, compañía de fabricación de soluciones de conectividad y cableado en la última milla para redes de comunicaciones.

Por su lado, Ronald García, gerente Regional Panduit Centroamérica, expresa que la compañía está creciendo aun mayor ritmo que el pronóstico del mercado. La economía en América Centralronal.jpg creció en el 2006 un 4.5% en promedio. Esto llevó a que el segmento de mercado de cableado creciera enesa región alrededor de un 8% y en Costa Rica específicamente un 9%.

Creo que no sólo estamos con la expectativa o pronóstico de las empresas consultoras, sino que las estamos por encima del promedio del crecimiento del mercado”, agregó García.

 

A su vez, Jorge Guillén, gerente para Centroamérica y el Caribe de D-Link, explica que “el resultado del primer semestre de 2007 ha sido un crecimiento de 50% respecto del año 2006 en Centroamérica”.

En medio de las opiniones de los protagonistas de la industria de TI, el mercado de comunicaciones tiene una jorge01.jpgdinámica interesante, frente a otros segmentos de la industria.

“La dinámica actual en América Central se enfoca en promover la liberalización del mercado, impulsada por la firma del Tratado de Libre Comercio de América Central y República Dominicana con Estados Unidos (o CAFTA-DR).

“El mayor impulso tiende a incrementar la utilización de servicios de banda ancha y a comenzar la oferta de servicios de valor agregado en las redes móviles”, apunta José F. Otero, presidente de Signals Telecom Consulting, empresa investigadora de los mercados de telecomunicaciones y tecnología en América Latina y el Caribe.

En general, algunos expertos aseguran que en soluciones móviles América Latina está creciendo por encima otero.jpgdel 40% anual. A este ritmo se espera que dentro de tres o cuatro años el mercado llegue a su madurez, no sólo desde la adopción, sino desde el punto de vista ecosistema inalámbrico (wireless) masivo, el cual dependerá de los gobierno y los carriers, entre algunos factores.

El caso de Centroamérica es particular en el tema de comunicaciones. Se ha convertido en un mercado muy atractivo para las empresas que atienden a sus clientes globales mediante call centers. Varios países han modificado sus leyes para estimular la llegada de empresas multinacionales o para que aumenten su presencia.

Adicionalmente, el nivel de dominio del inglés es bastante bueno, situación que facilita la contratación de recurso humano local. Por eso, “es notoria la importancia que juegan los consultores en el campo de la tecnología; su labor es reconocida y bien remunerada. El consultor es verdaderamente un apoyo y sus recomendaciones tienen la credibilidad suficiente para ser aceptadas y acatadas”, complementa Linares, de CommScope, sobre el comportamiento de esa región.

Infraestructura de comunicaciones

Más allá de eso, la infraestructura de comunicaciones está evolucionando de forma acelerada. La administración y monitoreo del cableado estructurado en tiempo real, más comúnmente llamada "administración inteligente", ha dado un salto importante a lo largo de Latinoamérica.

“Esta tecnología que lanzamos al mercado mundial en el año 1999, solamente hasta ahora es reconocida en nuestra región gracias a los beneficios en el ahorro de costos de mantenimiento en la operación, facilidad en la administración y seguridad en la capa física”, acota Linares.

Entre tanto, la implantación de redes de cableado estructurado que soporten 10Gb/seg sobre cable UTP (unshielded twisted pair) tiene mayor demanda en los últimos años, por cuanto puede soportar aplicaciones que requieren alta velocidad con electrónica económica.

Fuerte presencia del hardware

Pero no sólo el segmento de comunicaciones ha dinamizado el mercado latinoamericano. Lo hace el hardware, cuyas inversiones representan la mitad del total de los aportes en TI; si éste se acerca a los US$42.000 millones en el 2007, hardware moverá más de US$21.000 millones según IDC.

En Estados Unidos, un mercado más maduro, el software y los servicios poseen un mayor porcentaje del mercado, el hardware representa poco más del 30%.

Los PC, impresoras y handhelds dieron un gran impulso en el mercado de TI de la región. Solamente las ventas de computadores aumentaron casi 20% en el 2006 (en dólares). En Guatemala, por ejemplo, las ventas de estos equipos subieron ese año un 48% con un total de 250.000 unidades puestas en el mercado (sobre las 169,000 unidades de 2005), según la Gremial de Informática de la Cámara de Industria de ese país. De esas, la mitad fue ensamblada en el país.

Sobre este comportamiento, Gartner había lanzado sus cartas. “Los envíos mundiales de computadoras personales registrarán un crecimiento del 11,1% en el 2007”, dice el informe de la consultora, donde también señala que los envíos de computadores personales aumentarán a 281,5 millones contra los 257,1 millones de un año antes, a medida que los fabricantes colocan un mayor énfasis en los mercados emergentes con el fin de impulsar las ventas mundiales.

Pero los más afectados del sector a lo largo del 2007 serán los teléfonos celulares en América Latina, que según Gartner, no superarán las cifras del 2006 y sólo completarán los mismos 118 millones de unidades del año anterior, es decir, 30% menos en las ventas que se basarán en reemplazos por actualizaciones, en vez de nuevos usuarios.

Oportunidades al canal

El mar de oportunidades que ofrece América Latina por ser una región emergente, da pie para una reflexión sobre el papel de los canales de distribución y su capacidad de aprovechar el cuarto de hora que tiene la región.

En el segmento de consumo electrónico, las tiendas y sus sistemas de financiamiento han permitido crecimientos importantes en las ventas de todos los fabricantes que tienen sus productos en el retail. “Hoy en día, gracias a esos sistemas, las tiendas han podido atender la demanda que existe para productos de tecnología.

“América Central y el Caribe van muy en línea con el resto de la región y se ve que ahora las tiendas y el canal se están acercando más a los consumidores”, comenta Carlos deVries, gerente General de Apple Latinoamérica.

Pero cabe la acotación de Jorge Guillén, de D-Link: “el mercado Centroamericano, excepto Panamá, está aún desarrollándose en el retail y las telecomunicaciones privadas están emergiendo, entre tanto la región Andina es más madura en este sentido”.

Y es que la diferencia de tamaño de estos dos mercados hace que muchas compañías busquen hacer inversiones primero en los mercados más grandes, como Venezuela o Colombia.

Independientemente del sector a donde se dirija la venta de soluciones tecnológicas, Fernando Plata, gerente para la región Andina de Sysgold Wireless, empresa de soluciones móviles de negocio en América Latina, ve que en Centroamérica “existe un gran punto de oportunidad de desarrollo, ya que los canales son escasos, por lo que la mayoría de las veces cuando existen posibilidad de proyectos y venta, los productos y servicios tienen que venir de fuera”.

Pero ese crecimiento debe llevar a aprovechar esas tecnologías para vender más soluciones. Al tiempo, Mario Linares, de CommScope, cree que “quien dé el salto y se convierta en un proveedor de soluciones de alta tecnología con un valor agregado tangible y real, se convertirá en el consultor que todo usuario desea encontrar... Y allí está el secreto del éxito en este mercado”.

Un ejemplo de ello lo demuestra Ronald García, de Panduit Centroamérica, quien demuestra que en su región el canal de distribución es muy agresivo. “De hecho, participa activamente como especificador; esto hace que tenga un valor agregado muy alto para sus clientes”.

Y es que entre las habilidades de los canales están el buen manejo de su inventario y la alta disponibilidad como valor agregado fuerte y que al final le permite manejar un mejor margen.

Bien lo dice DeVries, de Apple: “Lo primordial para el canal de distribución es tener inventario” y el distribuidor de la región tiene en este momento todo a su favor: un aumento de la demanda, fabricantes listos para despachar productos, precios competitivos y un mercado necesitado de tecnologías.

La diferencia la marcarán aquellos que puedan entregar al cliente una buena experiencia de compra.

Autor: Connie Pazos A.

Notas relacionadas:

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *