Optimismo modulado regional

cuadro2.jpg

Costa Rica y República Dominicana son los países señeros que hacen ver en Centroamérica y el Caribe los tiempos de crecimiento, medido por el producto interno bruto (PIB) real per cápita (ver gráfica).

El PIB anual ha sido también favorable, ya que fue de 6% en 2006 para el conjunto de América Central (incluido Panamá), más República Dominicana; superior al 4% y 5.1% de 2004 y 2005, respectivamente (datos del Fondo Monetario Internacional o FMI; ver cuadro).

cuadro02.jpg

En consecuencia, se ha generado la gran certeza de su potencial de crecimiento, hecho que refleja “una continua estabilidad política y económica y una mayor integración a nivel mundial”, como bien reconoce Rodrigo de Rato, director gerente del FMI, en el estudio "América Central: Crecimiento económico e integración” (Occasional paper 257, Washington 2007), presentado en julio.

Tiempo y momento favorables sitúan a los países de la región, como a otros de América Latina, en la segunda ola de economías emergentes. La ventaja de estar allí representa atracción de capitales, principalmente.

Esa ventaja sienta la base para enfrentar las vulnerabilidades, como señala además el Fondo en el mismo estudio: “la región se ubica en una posición menos favorable cuando se compara el desempeño de su crecimiento con el de las economías de mercados emergentes más dinámicas del mundo, especialmente de Asia”.

Esto es, no cabe la complacencia. El eufemismo “posición menos favorable” se refiere a las propias debilidades de la región que radican en aspectos fundamentales, tales como la deficiente productividad, la deuda pública, cuyos niveles se ubican en torno de 53% del PIB, en promedio, “con la notable excepción de Guatemala”; y los niveles de pobreza que “siguen siendo elevadísimos (con excepción de Costa Rica) y se encuentran muy por encima del promedio de América Latina”.

Existen otros retos pero los reseñados son suficientes para modular el optimismo y reforzarlo como generador de oportunidades empresariales.

Oportunidades que, en particular, para la industria de tecnologías de información, canales incluidos, se ven cuantiosas, según se desprende del reportaje central de esta edición. Oportunidades que, mercado por mercado, segmento por segmento, se antojan de fácil apropiación; una asunto a resaltar, por supuesto.

Nota. El autor es director editorial de Compuchannel.

Link: "América Central: Crecimiento económico e integración”: http://www.imf.org/external/np/exr/BForums/2007/esl/OP257s.pdf

Autor. Manuel Mandujano.

 

Notas relacionadas:

 

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *