Complejidad, factor de fracaso en TI

sap.jpg

La pobre gestión de los proyectos representa la fuente más común del fiasco en las iniciativas de cómputo; pocas compañías manejan el riesgo asociado. Las compañías temen más al colapso de sus sistemas de tecnología de la información (TI) que al terrorismo, los desastres naturales, los riesgos financieros y las limitaciones legislativas. Sin embargo, de acuerdo con el reporte elaborado por

la Unidad de Inteligencia de la revista The Economist titulado Coming to grips with IT risk (Asimilando los riesgos de la TI), basado en una encuesta realizada a 145 altos ejecutivos de empresas alrededor del mundo, la mayoría de dichas compañías no administra efectivamente los riesgos asociados con la TI. El estudio, patrocinado por SAP, proveedor de software de negocios, revela que sólo 13% de los encuestados cuenta con una estructura integral de administración de riesgos de TI debidamente establecida en sus respectivas compañías. Aunque consideran que los altos directivos de sus organizaciones están conscientes de los riesgos financieros asociados al fracaso de los sistemas de TI, tan sólo 11% de los entrevistados describe el manejo dado por su compañía a los riesgos de TI como “altamente efectivo”. Eso, a pesar de que 27% de los participantes cita el fracaso de los sistemas de TI como el mayor riesgo de negocios que debe afrontar, superando por seis puntos porcentuales al segundo mayor riesgo afrontado por los ejecutivos que participan en el estudio. Las violaciones a la seguridad de la información representan la principal amenaza para el 22% de los encuestados. Complejidad y fracasoPara mantenerse competitivas, las compañías deben invertir en poderosos y complejos sistemas de TI. Pero, según la mayoría de los entrevistados, la complejidad aumenta las probabilidades de fracasar en el área TI. No extraña entonces que la complejidad haya sido catalogada como una amenaza de mayor envergadura que algunos otros factores que podrían incidir en las fallas de los sistemas de TI, tales como los sistemas reglamentarios que dan soporte a la privacidad de datos, reportes financieros, la expansión de los servicios de outsourcing y el incremento en el uso de las redes inalámbricas.Los complejos sistemas de TI conectan todas las partes de la organización, expandiendo considerablemente el alcance de las fallas potenciales. A pesar de ello, “un número considerable de altos directivos aún percibe los riesgos asociados a la tecnología de la información como algo inherente exclusivamente a la seguridad”, afirmó Rama Ramaswami, miembro de la Unidad de Inteligencia de The Economist y editor del reporte.“Dicha perspectiva es demasiado obtusa. Los riesgos asociados a la TI deberían abarcar todos los daños posibles en el rango completo de actividades asociadas a este tipo de tecnología, incluyendo todos los aspectos inherentes a la continuidad de los negocios, al impacto de las demoras ocurridas en los proyectos de TI y a la manera en que los fracasos en el área de TI afectan el servicio al cliente, la generación de ingresos y la productividad”. Riesgo en aumentoOtras de las conclusiones clave que se derivan del reporte son: La pobre gestión de los proyectos representa la fuente más común de fracasos en los proyectos de TI. Este factor es citado por 43% de los encuestados y constituye una preocupación de particular envergadura en Europa, donde 50% de los ejecutivos cita la ineficiente gestión de los proyectos como la razón principal de los fracasos de los proyectos de TIEl “sobredimensionamiento” del alcance. Otra de las causas del fracaso de los proyectos de TI, citada por 21% de los encuestados, es el gobierno inadecuado de los requerimientos técnicos; es decir, el “sobredimensionamiento del alcance” o la adición de un número superior de tareas al originalmente especificado, conduciendo a menudo a mayores costos, incumplimiento de fechas límite y pérdida de las metas originalmente trazadasLos altos directivos no comprenden adecuadamente los temas que conciernen a la TI. El 26% de los entrevistados señala que los altos directivos de sus respectivas empresas no comprenden por completo los temas de TI, mientras que sólo 15% afirma que el área de TI desconoce los temas generalizados que se asocian a los riesgos de negocios. El 35% de quienes respondieron la encuesta en Europa citan la falta de comprensión, por parte de los altos directivos de sus compañías, como un obstáculo fundamental al perfeccionamiento de la gestión de los proyectos de tecnología de la informaciónLos riesgos asociados a la TI aumentarán en los próximos tres años. De acuerdo con los encuestados, prácticamente todas las áreas de riesgo asociado a la TI generarán más problemas en los próximos tres años que en los últimos tres. El 44% de los entrevistados teme que los riesgos de daño financiero se incrementen debido a las filtraciones de datos sensibles, duplicando el porcentaje de encuestados que considera que este aumento en los riesgos ya se ha presentado en los últimos tres años (20% del total).“El reporte demuestra que, además de una minuciosa gestión operacional de los riesgos de proyecto, sólo la adopción de un enfoque integrado sobre el gobierno corporativo, la gestión de riesgos y el sometimiento reglamentario permitirá a las compañías mantener un control satisfactorio sobre sus sistemas de TI”, indicó Sachar Paulus, director de seguridad de SAP AG. MetodologíaEl reporte titulado “Asimilando los riesgos asociados a la TI” está disponible de manera gratuita en el sitio
http://www.eiu.com/site_info.asp?info_name=eiu_SAP_Coming_to_grips_with_IT_risk.
La investigación, basada en una encuesta virtual, se inició en octubre de 2006, se dio a conocer en marzo de 2007 y se distribuyó a los medidos en julio de 2007.Las compañías encuestadas tienen estos ingresos anuales: menos de US$500 millones (54%); de US$500 millones a US$1,000 millones (14%); de US$1,000 millones a US$5,000 millones (14%); de US$5,000 millones a US$10,000 millones (4%); y más de US$10,000 millones (14%). De ellas, 30% son de Europa Occidental, 31% de Asia-Pacífico, 24% en Estados Unidos y Canadá y el restante 15% en América Latina, Europa Oriental, Oriente Medo y África. De los ejecutivos encuestados, 57% es de nivel C.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *