Círculo Virtuoso: TIC-Desarrollo

opinion.jpgLos gobiernos en América Latina deben encabezar agendas digitales de proyectos concretos que midan la efectividad de las políticas sectoriales TIC.

Se encuentra en fase de crecimiento el mercado que en América Latina abarca los sectores basados (o que se basarán) en las tecnologías digitales: telecomunicaciones, tecnologías de la información, electrónica de consumo y servicios audiovisuales.

Ese mercado en 2005 representaba 7% del mercado digital mundial, el cuál está dominado por Europa y Estados Unidos (61%), según el estudio DigiWorld América Latina 2007, realizado por Fundación Telefónica del español Grupo Telefónica y el centro de estudios internacional ENTER.

Una vez superada la crisis financiera regional de 2001-2002, tal mercado creció a una tasa media anual de 14% entre 2003-2005, más del doble que el propio crecimiento económico anual de la propia región; y más del doble que la tasa de crecimiento del mercado digital europeo o del estadounidense (5%), e inclusive de la región Asia-Pacífico (6%).

Desde 1990, las telecomunicaciones en Latinoamérica han crecido más rápido que el ingreso per cápita, tiempo en el que se han triplicado los niveles de penetración de la telefonía fija; de 5%-6% en 1990, se han alcanzado tasas de 19% en 2005, con la incorporación de 73 millones de nuevos usuarios de telefonía fija en ese lapso.

A su vez, el crecimiento de la telefonía móvil ha sido más acelerado aún; el nivel de penetración de la telefonía celular alcanzó 44% a finales de 2005, estimándose que a mediados de 2007 superó 50%, más que duplicando el número de líneas fijas.

Los datos indican que en América Latina, desde inicios de 2006 se da el mayor crecimiento del mundo en comunicaciones móviles, sin que a la fecha se avizore evidencia de disminuir, por lo que la cifra de usuarios móviles en la región es superior a la suma de los usuarios estadunidenses y los canadienses.
En Latinoamérica, a finales de 2005,  13% de su población, es decir 70% de sus líneas fijas, estaba conectado a Internet, destacando el crecimiento de 85% de los usuarios de banda ancha.

No obstante los desarrollos positivos en esa evolución de las tecnologías de información y comunicaciones (TIC) en América Latina, según la investigación citada, desde los gobiernos se debe configurar el marco regulador que favorezca la participación de todos los actores, eliminando las barreras que impiden o retrasan el desarrollo de la Sociedad de la Información, como es el caso de las que se imponen ante la convergencia digital.

Integración regional de reguladores

Las diferentes iniciativas existentes en la región deben orientarse a fin de potenciar enfoques más globales, en los que se armonicen regionalmente los marcos reguladores, pero adaptados a las peculiaridades de cada país. Una integración regional en este sentido se traduciría en economías de escala y en transferencia tecnológica y de conocimientos que contribuyan a un mayor desarrollo.

El enfoque regional en la adopción de estándares también crearía economías de escala. A nivel nacional, un reto importante es la inclusión social que, en su aspecto digital, implica la búsqueda del acceso de las comunidades más desfavorecidas geográfica y socialmente a los beneficios de la Sociedad de la Información.

En ese aspecto, es indispensable extender la conectividad y la disponibilidad de dispositivos, así como las campañas de alfabetización digital, al igual que el desarrollo y la promoción de contenidos orientados a dichas comunidades.

Los gobiernos, las instituciones implicadas, consumidores, expertos, asociaciones y grupos civiles,  y las empresas proveedoras deben realizar una adecuada definición de políticas del sector, siguiendo agendas digitales orientadas a metas tales como la universalización de servicios, pero con proyectos concretos que permitan medir la efectividad de esas políticas sectoriales.

El desarrollo de los mercados de las TIC influye en la competitividad de las economías, pues establece un ciclo virtuoso (crecimiento económico-crecimiento TIC-crecimiento económico) en el que importa alcanzar un equilibrio adecuado, orientado al desarrollo de América Latina en un entorno global, de modo que se reduzca la brecha digital entre la región y otras zonas del mundo, así como la existente en el ámbito geográfico y socioeconómico entre países y al interior de ellos.

Nota. URL de DigiWorld América Latina 2007:
http://www.fundacion.telefonica.com/forum/Digiworld/index.html

Juan Carreón es profesor titular de Sistemas Inteligentes en la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); su correo es Juan.Carreon@gmail.com

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *